Google+ ZONA CURIO: junio 2013

LOS 12 LUGARES ABANDONADOS MÁS MISTERIOSOS DEL MUNDO

1. NARA DREAMLAND, Japón. Poco queda de los maravillosos años en los que familias enteras se divertían en este parque temático japonés. El parque, inspirado en Disneyland y que cerró sus puertas en el año 2006, se ha convertido en un fantasmagórico y misterioso lugar.






2. Torre de refrigeración de una central abandonada.


3. Fortalezas marinas Maunsell. Estas pequeñas torres fortificadas fueron construidas durante la Segunda Guerra Mundial en los estuarios de los ríos Támesis y Mersey. Su misión era detener y avisar de cualquier intento de colocar minas mediante aviones por parte de los alemanes. Uno de estos fuertes se ha acabado convirtiendo en la micronación de Sealand. (puedes leer un artículo sobre Sealand haciendo click aquí). 






4. Cementerio de barcos de Nouadhibou (Mauritania). Centenares de buques vienen a morir a las costas mauritanas de Nouadhibou. Aquí pasan al olvido convirtiéndose en amasijos de hierro y óxido. 







5. Circuito de Bobsleigh de los JJOO de Invierno de Sarajevo 1984, Bosnia. Tras ser el centro mundial de las miradas hace casi 30 años, el circuito de bobsleigh de los Juegos Olímpicos de Sarajevo está abandonado. En la primera imagen se puede observar el circuito durante su uso en 1984. 





6. Craco, Italia. Después de los movimientos sísmicos acontecidos a mitad de los años 70, las casas, situadas sobre una colina de arena y arcilla, empezaron a derrumbarse. El pueblo rápidamente se fue vaciando hasta quedar sin un solo habitante, convirtiéndose en un destino turístico. 




7.  Casa del Partido Comunista de Bulgaria. Construido en 1981 con motivo del congreso celebrado por los socialistas búlgaros, hoy día permanece abandonado. Este monumento es una metáfora de la caída del sistema comunista en todos los países del antiguo bloque soviético. En la primera imagen se observa el congreso de 1981,  en la segunda su ubicación, encima de una colina de 1.441 metros, y en la tercera fotografía, su aspecto actual, de total abandono. 






8. Túnel del Amor, Ucrania. Situado en la ciudad de Kleven, este tramo de vía de 3 km de largo se ha convertido en uno de los lugares más románticos del mundo. Si bien, no está en estado total de abandono, su uso se reduce a tres trenes al día, que sirven materias primas a una fábrica de tablas. En primavera se convierte en un túnel verde y colorido. 





9. Kolmanskop, Namibia. Situado en pleno desierto de Namibia, Kolmanskop es uno de esos llamados pueblos fantasma, llevados al extremo. Este pequeño poblado colonial, fue construido por los buscadores de diamantes alemanes, con fines destinados a explotar la zona. En poco más de dos años se construyó una ciudad entera, con escuela, hospital, e incluso un casino. Después de la Primera Guerra Mundial, la cantidad de diamantes extraída descendió notablemente, y apareció un nuevo yacimiento a 200 km de distancia, por lo que Kolmanskop se abandonó para siempre. 







10. Isla Hashima, Japón. Situada en el sur del país nipón, fue comprada en 1890 por la empresa Mitsubishi, con la finalidad de explotar el carbón que contenía. Con los años, el petróleo fue ganando terreno al carbón, por lo que la isla fue abocada al abandono. En 1959, la isla, de poco más de 6 hectáreas, llegó a tener más de 800 habitantes, lo que supuso una de las densidades de población más altas del mundo. Hoy, la isla permanece deshabitada, azotada por los vientos y la salinidad del mar. 







11. Hotel El Salto del Tequendama, Colombia.  Inaugurado en 1928, fue construido junto al Salto del Tequendama, una cascada de más de 150 metros de altura, ubicada en el municipio de Soacha, en Cundinamarca. El hotel está cerrado desde 1990, y un gran número de leyendas giran entorno a él. Su localización en una zona de permanente neblina hace de él un lugar fantasmagórico y misterioso. 




12. Bokor Hill Station, Camboya. Esta pequeña ciudad se empezó a construir por los franceses colonizadores en 1921, con el fin de escapar de la humedad e insalubridad de Phnom Penh, la capital camboyana. El lugar más importante del asentamiento fue el hotel y casino que se ve en la fotografía. Fue abandonado totalmente en 1940. 





Si te ha gustado este artículo, por favor haz click en Me gusta en la página de Facebook que aparece justo aquí debajo (Mochileando por la vida):



KIRIBATI: UN PAÍS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN


A muchos de vosotros, a no ser que seáis unos curiosos de la geografía, ni siquiera os sonará el nombre de Kiribati.  Kiribati es un país. Aún. A quién seguramente nunca les llegará a sonar será a nuestros nietos, cuando este diminuto archipiélago no sea más que un paraíso subacuático, algo así como la Atlántida de los próximos siglos.


Para empezar a conocer este recóndito lugar, ahí van algunos datos. La República de Kiribati es un país insular, formado por 33 atolones coralinos con una superfície total de 811 km², situados en el centro-oeste del océano Pacífico, unos miles de kilómetros al noreste de Australia. Tiene tan sólo 100.000 habitantes, el 40% de los cuales vive en la capital, Tarawa. Se independizó del Reino Unido en 1979, y es conocido por ser el primer país donde amanece, y por lo tanto, donde se celebra el Año Nuevo.


Las imágenes de Kiribati bien podrían pertenecer al anhelado paraíso, dignas de estar en el fondo de escritorio de nuestros ordenadores.

Hasta aquí todo perfecto, si no fuera porque Kiribati está en peligro de desaparecer totalmente, engullida por el océano Pacífico. El calentamiento global, que provoca una subida general del nivel del mar, puede afectar, y de hecho afectará, tal y como confirma la mayoría de estudios realizados, a este pequeño país, ya que la mayoría de su territorio no sobrepasa los 2'5 metros de altura.




Esta podría ser una más de las notícias sobre el cambio climático, que siempre están ahí, y a las que no se les acaba haciendo caso. Pero esto no es una hipótesis. Kiribati desaparecerá. Por eso, las autoridades del país se han puesto manos a la obra y están estudiando diversas vías para reubicar a sus habitantes.

Algunos de sus habitantes ya se han marchado, convirtiéndose en los primeros "refugiados climáticos". La solución más cercana es trasladar a los más de 100.000 kiribatianos a la cercana isla de Viti Levu, que pertenece a Fiji. De hecho, el gobierno de Kiribati está ya negociando una compra masiva de tierra.

Kiribati será el primero de muchos más países e islas del Pacífico, como las Islas Marshall, Tuvalu, Cocos, Tokelau o Nauru, entre muchos otros lugares. Y después de leer artículos como este, habrá personas que seguirán negando el cambio climático.

ANIMALES EXTRAORDINARIOS: LA MIGRACIÓN DEL CHARRÁN ÁRTICO


Cuando oímos las archiconocidas hazañas de osados navegantes como fueron Cristóbal Colón, Magallanes o Elcano, nos impresiona la valentía con la que afrontaron sus largos viajes a través de los siete mares. 

Algo menos conocida es la historia del pequeño animal que hoy nos ocupa. El charrán ártico.

Este pájaro, de unos 35 centímetros de largo y 80 de envergadura, y poco más de 100 gramos de peso, protagoniza la migración más larga del reino animal. Cada año, vuela más de 70.000 kilómetros en su viaje de polo a polo. Eso supone que durante toda su vida, de unos 34 años, vuela lo equivalente a ¡tres viajes de ida y vuelta a la Luna! Su viaje anual, desde Groenlandia al Mar de Wedell, en la Antártida, y viceversa, no lo hacen de forma directa, ya que pasan un período de un mes a unos 1.000 kilómetros al norte de las islas Azores, en el centro del Oceáno Atlántico. El charrán ártico no elige la ruta más corta, sino que hace una gran "S" a través del Atlántico, para aprovechar los sistemas de vientos y ahorrar así un poco de energía. Además de esta hay otra rutas migratorias, como de Alaska hasta Tierra del Fuego. 


Rutas migratorias del charrán ártico


Dos historias que verifican la gran capacidad de este pequeño animal son las de un ejemplar que aún no había emplumado, anillado en Reino Unido, y encontrado en Australia tan solo 3 meses después de emplumar, o uno que llegó de Canadá a Sudáfrica tan solo 4 meses después de emplumar. 

Es curioso como los animales migratorios solo tienen en mente llegar a su destino, cueste lo que cueste, ya que si a un "charrán ártico" se le ofrece desde un barco de observación ornitológica en Monterrey un aromático arenque, pasará de largo. Las gaviotas residentes se precipitarán con voracidad sobre el regalo, pero el charrán no. ¿Por qué? Los animales en migración no reaccionan ante estímulos sensoriales que en otras circunstancias inducirían a una respuesta inmediata. En otras palabras, están total y absolutamente empeñados en llegar, cueste lo que cueste. El charrán ártico se resiste a las distracciones porque en ese momento se rige de manera instintiva por algo que a los humanos nos parece admirable, un objetivo superior.



PROTESTAS: LO QUE ESCONDE EL MUNDIAL DE BRASIL 2014

A medida que se acerca 2014, la ilusión de millones de aficionados al fútbol de todo el planeta crece incesante, como cuando se acerca un eclipse para un astrónomo o una nueva película de la saga favorita de los más cinéfilos. Es una cita con la emoción, con los nervios y con el orgullo patrio. Todo lo que rodea a un gran evento internacional como será la Copa del Mundo de Fútbol de Brasil 2014, trae un aroma alegre, trae consigo la sensación de que se acerca algo grande, algo único, algo que quedará en la retina para la eternidad, trae consigo las perennes palabras que todo abuelo explicará a sus nietos: "Yo también vi el Mundial de 2014...", y para esos nietos, nombres como Messi, Cristiano Ronaldo o Iker Casillas serán prácticamente desconocidos. 

Una cita mundialista conlleva cambios en el país en el que se celebra. Es bien cierto que, a largo plazo, los beneficios son notables, como sucediera, aunque parezca que fuese ayer, hace ya tres años con Sudáfrica. 
Pero, como si sumásemos Júpiter a Saturno, al Mundial de Fútbol de 2014 se suman los Juegos Olímpicos de 2016 en Rio de Janeiro. Podríamos decir que los dos eventos mundiales más grandes se juntan con una diferencia de 2 años en un país en vías de desarrollo, como es Brasil. 

¿Hasta qué punto un país con 50 millones de personas viviendo bajo el umbral de la pobreza y con casi 20 millones viviendo en la pobreza extrema, es decir, con menos de 27€ al mes, es capaz de absorber no uno, sino dos eventos de tal magnitud? 
Detrás de los optimistas datos que siempre ofrece el gobierno de turno para justificar la celebración de un evento de esta talla, se esconden otros datos que no suelen salir tan fácilmente a la luz, y Brasil no es una excepción.

En la ciudad de Sao Paulo, 70.000 familias, unas 170.000 personas, han sido desalojadas a consecuencia de las obras de preparación para el Mundial de Fútbol. 

El Mundial y las Olimpiadas están justificando una aceleración de la expulsión de la población local de áreas estratégicas, violando el derecho a la vivienda, en muchos casos degradando antes los barrios para conseguir la aceptación popular de estas intervenciones.

Los "incentivos" al abandono de la zona son sutiles, pero no dejan duda: primero les cortan la luz, luego empiezan los rumores de desalojo. Inseguridad, amenazas, informaciones falsas, cortes en los servicios básicos y presión política son habituales en estas zonas. 

Por otra parte, los obreros que construyen el estadio de Maracaná han llevado a cabo varias huelgas como protesta por las malas condiciones salariales y de seguridad que se les ofrece. 


Además, a pesar del gran despliegue de medios que se realiza en citas de talla mundial, la seguridad es un aspecto preocupante, ya que Brasil tiene un índice de criminalidad y delitos bastante elevada, sobretodo la ciudad de Rio de Janeiro. 

Estos son solo algunos de los "desajustes" que sufre Brasil tan sólo un año antes de que inicie la Copa del Mundo de Fútbol. Y es que detrás de toda la parafernalia que conllevan eventos como el Mundial o los Juegos Olímpicos, quedan familias rotas, obreros despojados de su dignidad, y gente sobreviviendo con menos de 1€ al día a los que poco importa que la Copa del Mundo la acabe ganando Brasil, España o Australia.